Buscar
  • NATHALIE TACCHINO

NTREVISTAS: Nathalie Tacchino: “Debemos proteger la verdadera esencia del deporte”

"El Estado debe interesarse y comprometerse en serio con el deporte y nunca descuidar a sus deportistas."

Tiene 32 años y 26 inmersa en el deporte. Con solo 6 empezó a jugar tenis, iniciando con este una larga lista de disciplinas deportivas que entrenaría hasta el día de hoy: básquet, fútbol, rugby, tenis de mesa. 

Es en esta última donde se quedó. Creyó –erróneamente- que después de tantos años jugando tenis, el mal llamado ‘ping pong’ sería ‘pan comido’. “Se me iban todas las bolas. Tuve que bajarle a la fuerza, achicar mis movimientos y aprender –con paciencia- todo un pack de técnicas nuevas”.

Encima, al frente no tendría a una maestra cualquiera. En la revista mensual del Real Club de Lima -donde aprendió casi todos los deportes antes citados- se anunciaba la academia de tenis de mesa dirigida por quien hacía pocos meses había participado en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, la tenimesista cubana-peruana Marisol Espineira, y sobre quien Nathalie, previo y sin conocerla, había mencionado, junto a los demás integrantes de la delegación olímpica nacional, en un artículo especial para el portal argentino donde trabajaba como corresponsal. Con el tenis de mesa, desde el 2005 a la actualidad.

Nathalie estudió Derecho en la Universidad de Lima, aun así ha trabajado en comunicaciones y prensa deportiva desde los 19 años. Su pasión por el deporte la amalgamó perfectamente con la de redactar. Entrevista y escribe columnas. Ha trabajado como jefa de prensa de varios olímpicos y campeones mundiales. Es crítica punzante del sistema y férrea defensora de los deportistas. Además, su innato y profundo interés por la responsabilidad social la hizo merecedora –con solo 15 años- de un reconocimiento plasmado en diploma, el cual guarda con bastante cariño.

La hoy socia fundadora y jefe de comunicaciones de “Tenis de Mesa Club Espineira”, siempre lo ha tenido claro: “El deporte empodera y humaniza a sus practicantes y por ende, es base fundamental para crear una mejor sociedad”. Y es por allí que viene laborando. - ¿Cómo llegas tan pequeña a jugar tenis?

Mi papá me trajo de viaje una raqueta blanca con cuerdas de colores, ‘Wilson’, de principiante, y un pomo de pelotas. Mi ‘Tata’ –mi abuelo materno- era el único deportista en la casa. Tuve suerte. Siempre me animaba a practicar deportes. A los 6 años me inscribieron con el entrenador de tenis del Real Club. Mi abuelo me apoyó un montón, me llevaba a los entrenamientos junto a mi abuela y, a veces, mi mamá. Yo era súper chica para esa época en la que pocos jugaban tenis y menos mujeres. Entrené de corrido hasta los 11 años.

- De ahí jugaste otros deportes…

Sí, y durante también. A los 8 empecé con el básquet y a los 9 con el fútbol, coincidiendo con el mundial del 94 y la época de los “Súper Campeones”. Fueron años bonitos pero también difíciles. Agradezco haber tenido el deporte en mi vida, pues al poco tiempo fallecieron mis abuelos, y practicarlo me ayudó a sobrellevarlo. Más adelante, en 5to de secundaria, jugué rugby y a los 20 años empecé con el tenis de mesa, hasta ahora.

- ¿Cuál es la importancia de la practica deportiva en el ser humano?

Bueno, además de ayudar a tener una buena salud física y mental, el deporte empodera a mujeres y hombres. Alimenta su espíritu. Ayuda a formar la personalidad, a moldear el carácter, a fortalecer la autoestima. Enseña a ser disciplinado, a no rendirse, a respetarse a sí mismo y a los demás. Te vuelve más empático, más solidario. En sí, el deporte humaniza. Por ello, es indispensable desarrollar una política deportiva en el país, descentralizada y sistemática, para formar y educar en valores a través de su práctica y lograr, en lo social, cambiar los altos índices de criminalidad por talentos y campeones bien encaminados y por, sobre todo, buenos ciudadanos. El deporte es educación en su más pura esencia.

- ¿Por qué llevaste el deporte a todas las esferas de tu vida?

Fue inevitable. Respiré siempre deporte y en lo personal me dio muchísimo. Por ello, lo enlacé con mis otras pasiones: el Derecho, las comunicaciones, escribir, entrevistar, buscar y contar valiosas historias de resiliencia de deportistas que motiven e inspiren a los demás, y en la gestión de “Tenis de Mesa Club Espineira”.

Cuéntanos sobre el club de tenis de mesa del cual eres co-fundadora.

Tenis de Mesa Club Espineira’ es dirigido por Marisol Espineira, tenimesista olímpica, una de las principales figuras del país en este deporte, licenciada en cultura física, entrenadora con amplia experiencia, y que ha logrado formar jugadores campeones sudamericanos, latinoamericanos y medallistas bolivarianos. El club funciona en el Polideportivo de Limatambo, con la Escuela de Campeones de la Municipalidad de San Borja. Cualquier persona interesada puede entrenar con nosotros. Las inscripciones son mensuales durante todo el año, y preparamos a jugadores desde los 8 años sin límite de edad. Contamos con 8 mesas profesionales y con un excelente ambiente. Somos una gran familia. Iniciamos en el 2009 con menos de 10 inscritos. Ahora, podemos superar los 50. Buscamos seguir creciendo, creando nuevos valores, y fomentando el respeto, la equidad y la inclusión en el deporte.

- ¿Cuáles son los beneficios del tenis de mesa en niños y adultos?

El tenis de mesa es un deporte olímpico, completo, complejo, aun así, es uno de los más asequibles y divertidos. Desarrolla y mejora la coordinación, la velocidad, la motricidad, el equilibrio, los reflejos, la reacción, la agilidad mental. En los niños agudiza la atención y concentración, por ello los padres llevan a sus hijos para que los ayude paralelamente en sus estudios, en el colegio, y cuando tienen problemas de hiperactividad o para socializar. Igual pasa con los adultos mayores, les ayuda a tener una mente activa y así evitan el deterioro cognitivo y el Alzheimer. Es uno de los deportes más rápidos y te obliga a pensar en milésimas de segundos.

- En el 2019, Lima será sede de los Juegos Panamericanos. ¿Qué opinión tienes al respecto?

Ser sede de un evento deportivo tan importante como unos Juegos Panamericanos es buenísimo para la ciudad, para el país, siempre y cuando se aproveche en beneficio de los deportistas y de la sociedad, gestionando los recursos con transparencia y profesionalismo. Es la excusa perfecta para mejorar en varios aspectos. Si buscamos ser sede de eventos deportivos es para invertir, articular y planificar de tal forma que nuestros deportistas lleguen –a tiempo- con la mejor preparación posible; para que la infraestructura que se construya sirva como legado, administrándose correctamente, siguiendo con un trabajo prolongado a mediano y largo plazo con las diferentes categorías, y fomentando la promoción, masificación y búsqueda de talentos. Debería convertirse en el punto de inicio de una política deportiva general para impulsar el deporte a nivel nacional, creando cultura deportiva en la sociedad de la mano con los medios de comunicación, y atrayendo la inversión de la empresa privada. El Estado debe interesarse y comprometerse en serio con el deporte y nunca descuidar a sus deportistas. Ellos podrían ser los héroes y modelos a seguir perfectos de tantos niños y jóvenes peruanos que necesitan mejores referentes en sus vidas. Por ello, y antes de cualquier parafernalia, debemos proteger la verdadera esencia del deporte.

#Ntrevistas #NathalieTacchino #tenisdemesa #Perú #WomenInSports #deporteydesarrollo #Lima2019 #deporteperuano

Entrevista publicada en: Ovación Digital - setiembre 2017

3 vistas

|||| © 2020 por Nathalie Tacchino ||||

Ntrevistas.com logo
  • Facebook - Círculo Negro
  • Twitter - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • LinkedIn - Círculo Negro
Nat_logo_png.png
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now